HOME

Navegación principal
Modelos
911
Panamera

Carácter 911 Carrera 4S

Porsche 911 Carrera 4S - Carácter

Carácter

Consumo de combustible* de los modelos 911: Urbano en l/100 Km. 18,9 l-11,3; Carretera en l/100 Km. 8,9 l-6,6; Combinado en l/100 km 12,4 l-8,2; Emisiones CO2 en g/km 289 g-191.

Firmeza. De nuevo una aparente contradicción de Porsche. Pero en un automóvil deportivo de lo que se trata es de movimiento. Del irrefrenable impulso hacia delante. Tanto más importante, pues, no perder nunca la serenidad, no reaccionar agitadamente, sino siempre de forma soberana. Es bueno saber que en tales circunstancias se puede confiar en las características del 911 Carrera 4S.

La tracción total activa Porsche Traction Management (PTM) es especialmente fiable. Sobre todo en los márgenes límite de la dinámica de conducción. Para eso se han aproximado nuestros ingenieros a los límites de la física. Y los han expandido. El reglaje del PTM es armonioso, sobre todo en estilo de conducción deportiva y en condiciones meteorológicas extremas.

La zaga ofrece una gran adherencia al suelo. Con una carrocería ensanchada en 44 mm en comparación con los modelos 911 Carrera con tracción trasera, una vía más ancha y unas ruedas traseras de 305 mm de ancho. La franja horizontal continua de pilotos traseros retoma este lenguaje formal.

También por el frontal reconocerá el modelo de tracción total: las tomas de aire de refrigeración del carenado delantero, de marcada dinámica, lo hacen inconfundible. También se desenvuelve pegado al suelo. Y ni siquiera así se detiene. No es de extrañar, ya que cuenta con un motor de 3,8 litros y 294 kW (400 CV) a un régimen de 7.400 rpm que, con el cambio opcional Porsche Doppelkupplung (PDK) alcanza los 100 km/h en solo 4,3 s. La progresión no termina hasta alcanzar la velocidad máxima de 297 km/h.

Lo que no ha despegado: el consumo y las emisiones de CO2 del 911 Carrera 4S. Tecnologías eficientes como la recuperación de la red de a bordo, la función automática de parada y arranque (ambas de serie) o la función de «navegación a vela» en combinación con el cambio PDK acreditan que Porsche siempre resuelve las contradicciones mediante Intelligent Performance.

Un par de datos más acerca de la seguridad: las mordazas fijas en arquitectura monobloque del sistema de frenos en los modelos S disponen en la parte delantera de seis émbolos en lugar de cuatro, y las pastillas de freno son un 10% más grandes. De este modo se acorta todavía más la distancia de frenado. Y se demuestra así que en Porsche la seguridad forma parte integral de las prestaciones.