HOME

Navegación principal
Modelos
911
Panamera

El diseño del interior

Boxster S

El diseño del interior

Podría hablarse de armonía conceptual. O, más sencillamente, de coherencia extrema. O de ambas cosas: el interior de los modelos Boxster confirma lo que promete el exterior. Ligero, esbelto y tenso, también allí todo queda supeditado a un objetivo: el impulso hacia delante.

La fuerza, la línea, la vista, el diseño en su conjunto: todo apuntando en el sentido de la marcha. El inteligente concepto de uso y la clara lógica en la disposición de los conmutadores secundan la estricta concentración en la carretera. La consola central ascendente integra perfectamente al conductor en el vehículo. La mentalidad: recorridos de cambio deportivamente cortos para unos cambios de marcha rápidos y ergonómicos. Un principio del circuito de competición extrapolado a los vehículos de serie.

La dinámica de la consola central se refleja en las puertas: Los tiradores de las puertas adoptan su contorno y lo integran en el diseño autónomo de las puertas. Elegantes y prácticos: los compartimentos de puerta.

Naturalmente, el conductor queda sentado muy bajo, algo típico de los deportivos, en el asiento deportivo de serie. Las atléticas dimensiones de los modelos Boxster posibilitan una nueva arquitectura del habitáculo interior. El resultado: mucho espacio libre, ligereza y un alto grado de libertad a la altura de las piernas para tratarse de un roadster.

¿Preparado para la independencia? La cerradura de encendido está, naturalmente, a la izquierda. Las manos se cierran en torno a un volante deportivo en diseño de tres radios y tacto inmejorable. Característico del Boxster: los tres instrumentos circulares. En el instrumento de la derecha figura una pantalla TFT de 4,6 pulgadas, que permite visualizar la información del ordenador de a bordo o informaciones del sistema de audio de serie CDR. Una ligera visera proporciona la sombra necesaria para una óptima visibilidad.

Tan lujosos como elegantes: los materiales. El aro del volante, la palanca de cambio o selectora, así como las inserciones de las puertas están tapizadas en cuero. Los detalles en color plata refuerzan la elegancia del ambiente. Así, por ejemplo, en la moldura decorativa del salpicadero, en el marco de los difusores laterales y centrales, y en la consola central. Opcionalmente, se puede incrementar una vez más la elegancia deportiva de los modelos Boxster: con un extenso equipamiento de cuero o, para darle un toque más selecto, el paquete de cuero.