Menú
Modelos
Menú

Porsche Ibérica

Acceda a las últimas notas de prensa publicadas:

Equipo de ensueño en el Circuito de Nürburgring NordschleifeLos Porsche 919 Hybrid Evo y 956 C, con Timo Bernhard y Hans-Joachim Stuck al volante

Stuttgart. Justo antes de las 24 Horas de Nürburgring, que comienzan el 12 de mayo, Porsche presenta un dúo legendario ante los 200.000 espectadores que está previsto asistan a la prueba: Timo Bernhard y Hans-Joachim Stuck se pondrán al volante del Porsche 919 Hybrid Evo y del Porsche 956 C, respectivamente, para una demostración en el famoso trazado del Nordschleife (‘Bucle Norte’). El 919 Hybrid, el coche ganador de Le Mans y del Campeonato del Mundo de Resistencia FIA en 2015, 2016 y 2017, se reunirá con el vehículo que ganó todos los títulos en el Campeonato del Mundo de Sport Prototipos desde 1982 a 1984 y que todavía mantiene el récord absoluto en la pista del Nordschleife.

La vuelta al Circuito de Nürburgring Nordschleife del 919 Evo supone su primera aparición pública. Con este coche, que ha sido liberado de las restricciones impuestas por el reglamento del campeonato, Porsche ha establecido recientemente un nuevo récord en Spa-Francorchamps. El 9 de abril de 2018, el piloto oficial Neel Jani (Suiza) recorrió los 7,004 kilómetros del trazado belga en 1 minuto y 41,770 segundos. Fue más rápido de lo que jamás ha sido un Fórmula 1, batiendo por 0,783 segundos el récord previo, logrado por Lewis Hamilton (GB) al volante de un Mercedes F1 W07 Hybrid y que le valió la pole position en el Gran Premio del pasado año. Sin embargo, en la segunda parada del ‘Tour Homenaje al 919’ que va a tener lugar en el Nordschleife no se usarán cronómetros, porque los dos vehículos de competición irán detrás de un coche de seguridad y se saltarán la línea de salida y de meta debido a la formación de la parrilla para la prueba de 24 horas.

Porsche, Timo Bernhard, Hans-Joachim Stuck y los dos coches de carreras están estrechamente ligados a Nürburgring y a su variante del Nordschleife.

Timo Bernhard, el piloto alemán de 37 años, es el actual campeón del mundo de Resistencia FIA. En su camino al título de 2017, ganó las 24 Horas de Le Mans y obtuvo su tercera victoria consecutiva en las 6 Horas de Nüburgring, donde repitió sus logros de 2015 y 2016 al volante del Porsche 919 Hybrid. También tiene en su palmarés cinco victorias absolutas con Porsche en las 24 Horas de Nürburgring, que suponen un récord de triunfos. En 2018, se ocupará de nuevo de su propio equipo, Team75 Bernhard, que inscribe un Porsche 911 GT3 R.

El piloto oficial de Porsche, que este año está corriendo en el GT Masters y que participará también en Le Mans, en la categoría GTE, señala: “El Nordschleife es como mi casa. Cuando era un niño solía acompañar a mi padre a las montañas de Eifel. La complejidad de los más de 20 kilómetros de longitud de esta pista no tiene comparación con ninguna otra”. Timo Bernhard es un apasionado admirador de Stefan Bellof, que murió en Spa en 1985. “No sólo me impresionaba el extraordinario rendimiento de Stefan Bellof”, explica, “también debió ser un gran tipo. Quienes le conocieron parece que le adoraban. Su vuelta récord al Nordschleife, en 1983, permanece imbatida y es tremenda. Me siento honrado de acompañar a un histórico Porsche 956 C con el 919 Evo”.

El 28 de mayo de 1983, durante unos entrenamientos para la carrera de 1.000 kilómetros, Bellof dio una impresionante vuelta al Nordschleife en 6:11,13 minutos. Debido a unos trabajos de reacondicionamiento, en aquel tiempo la longitud exacta del trazado era de 20,835 kilómetros, lo que daba como resultado una velocidad media de más de 200 km/h. El motor bóxer de 2.649 cc, seis cilindros y doble turbo del 956 C alcanzaba los 620 caballos de potencia. El coche de Bellof era el chasis número 007. Él lideraba la carrera cuando se retiró a causa de un accidente masivo, en la zona llamada ‘Pflanzgarten’, pero salió ileso. Un año más tarde, en 1984, ganó los 1.000 Kilómetros Nürburgring compartiendo un Porsche 956 C Rothmans con el piloto británico Derek Bell.

En su camino hacia el título de Pilotos del Campeonato del Mundo de Resistencia 1984, Stefan Bellof compartió una vez el 956 con el alemán Hans-Joachim Stuck. A pesar de un incidente que tuvo Stuck y que obligó a reparar el coche, la pareja ganó los 1.000 Kilómetros de Ímola.

“Esta carrera en Italia era muy importante para mí”, comenta el piloto de 67 años, Stuck. “El 956 era nuevo para mí y Stefan me enseñó cómo conducir este coche con efecto suelo. Aprendí una barbaridad de él. Cuando entré en Porsche comprendí por qué esos vehículos eran imbatibles. No tenías problemas con la caja de cambios, los frenos eran excelentes y, gracias a su tremenda carga aerodinámica, podías entrar en las curvas a velocidades muy altas. El coche se pegaba literalmente al suelo. Para mí es una oportunidad extraordinaria llevar de nuevo el 956 en el Nordschleife. Emocionalmente es algo difícil de superar”.

Entre los muchos éxitos de Stuck están dos victorias absolutas en Le Mans, en 1986 y 1987, al volante del sucesor de 956, el 962 C. También ganó en tres ocasiones las 24 Horas de Nürburgring, cuando conducía para BMW.

El 956 C que Stuck va a llevar ahora durante una vuelta alrededor del Circuito de Nürburgring tiene el chasis número 005. Es el coche que compartieron Jacky Ickx (BEL) y Jochen Mass (ALE) durante todo el Campeonato del Mundo de 1984. Por razones de derechos comerciales, el nombre del patrocinador, la tabaquera Rothmans, ha tenido que ser reemplazado con frecuencia por la palabra ‘Racing’. Ese fue el caso del vehículo con el chasis 007 que dio la vuelta récord con Bellof y lo mismo ocurrirá con el coche que conducirá Stuck el 12 de mayo.

Porsche 919 Hybrid Evo

Igual que el 956, el Porsche 919 Hybrid ha sido el prototipo de competición más innovador de su tiempo. El prototipo Le Mans de la clase 1, que ha participado con éxito en el WEC FIA desde 2014 hasta finales de 2017, está propulsado por un compacto motor V4 turbo de dos litros y por dos sistemas diferentes de recuperación de energía. Uno transforma en electricidad la energía de la frenada del eje delantero. El segundo sistema genera energía eléctrica proveniente del escape, donde los gases aceleran una turbina hasta las 130.000 revoluciones por minuto. La energía eléctrica se almacena temporalmente en una batería de iones de litio refrigerada por líquido. El motor de combustión transmite la potencia al eje trasero, mientras que los electromotores impulsan el eje delantero para acelerar el coche con cuatro ruedas motrices, al tiempo que se recupera de nuevo energía del sistema de escape.

Para preparar el 919 Evo del récord, la base ha sido el coche ganador del Campeonato del Mundo 2017. Todo el hardware del tren de rodaje permanece inalterado. Las mejoras vinieron de los desarrollos que estaban preparados para el WEC 2018, pero que nunca se llegó a correr con ellas por la retirada del equipo, a finales de 2017. Adicionalmente, se hicieron varias modificaciones aerodinámicas.


Nota: En https://presse.porsche.de los textos, las imágenes y el material de vídeo del programa Homenaje al 919 son de libre acceso. El canal de Twitter para LMP1 @Porsche_Team proporciona información, fotos y material de vídeo en directo desde los circuitos. Hay más información disponible en www.porsche.com/motorsport/919tribute. Para contenido periodístico adicional, por favor, visite la Sala de Prensa en www.newsroom.porsche.com. Hay noticias de vídeo disponibles en www.vimeo.com/porschenewsroom.

Para más información:
José Antonio Ruiz
Jefe de Relaciones Públicas y Comunicación
Porsche Ibérica
jruiz@porsche.es
Tel. +34 91 203 56 07

5/7/2018