Menú
Modelos
Menú
Porsche - Una nueva era

Una nueva era

La decisión de fabricar el Taycan en Zuffenhausen ha entrañado el mayor proyecto de construcción de la sede de Porsche, que cuenta ya 80 años de historia. El histórico recinto se está poniendo a punto para la producción de los automóviles del futuro.

[+]

2018
Porsche está ampliando su sede para acoger la producción del Taycan. Se construyen una fábrica de módulos, un nuevo taller de pintura, un taller de carrocerías y una nave de montaje y logística, entre otros.

10.600 empleados

La historia de la sede en Zuffenhausen comenzó hace 80 años. La empresa «Dr. Ing. h.c. F. Porsche KG» se mudó del centro de Stuttgart a un distrito al norte de la ciudad. Llegó pisando fuerte desde el primer día. No en vano la serie cero, el «Escarabajo» de Volkswagen, se realizó aquí, en Zuffenhausen, igual que tres cupés de carreras del modelo 64 de 1939. En 1950 comenzaron a fabricarse aquí los primeros deportivos de la marca Porsche: primero el legendario 356 y, a partir de 1964, el 911. En la actualidad, la histórica sede está a las puertas de una nueva era, y para alojar la producción del Taycan se está construyendo una fábrica dentro de la fábrica. A partir de 2019, Porsche no solo producirá aquí vehículos de dos puertas, sino también su primer modelo en serie cien por cien eléctrico. Ello generará 1.200 nuevos puestos de trabajo y la inversión de Porsche solo en Zuffenhausen rondará los 700 millones de euros.

En total, para la construcción de los nuevos talleres de carrocerías y de pintura, el puente de transporte y las naves de montaje, logística, motores eléctricos y ejes se han utilizado varios centenares de miles de toneladas de acero. Esto corresponde, aproximadamente, a la cantidad que se necesitaría para 100.000 carrocerías del 911 Carrera. La tierra excavada en Zuffenhausen equivale a 28.000 camiones y se han recibido unos 112.000 metros cúbicos de hormigón. Casi 300 planificadores y hasta 3.000 expertos en construcción y plantas han trabajado en el transporte en medio del tráfico de Stuttgart y el ulterior procesamiento de la enorme cantidad de material. A la sede de Porsche se suministran pilares de hormigón que pueden llegar a pesar hasta 100 toneladas. En resumen, en Zuffenhausen hay mucho ajetreo estas semanas.

[+]

Sistema de transporte
Longitud: 890 metros
Niveles: 2
Fachada: 17.000 metros cuadrados
Vidrieras: 2

Una ojeada desde el puente de transporte permite intuir la actividad que se está desarrollando actualmente en la sede central de Porsche. Nuevas estructuras se suman a otras más antiguas y el edificio de ladrillo rojo (el núcleo original de la fábrica) está rodeado de fachadas de acero y cristal que representan la nueva era de la tradicional empresa. A finales de 2019, además de los deportivos clásicos se construirá aquí el primer Porsche cien por cien eléctrico. En el puente de transporte, uno de los más largos del mundo, se transportarán componentes de la tracción y las carrocerías pintadas del deportivo eléctrico desde el taller de pintura hasta la línea de montaje. Todo ello a 20 metros de altura, por encima de una carretera de cuatro carriles que divide la sede.

[+]

Montaje y logística
Tierra excavada: 240.000 metros cúbicos
Altura: 38 metros
Profundidad bajo tierra: 25 metros
Superficie construida: 62.000 metros cuadrados
Volumen: 360.000 metros cúbicos
Componentes prefabricados: 2.760

Mucho espacio para el Taycan: la nueva nave de montaje y logística será el mayor complejo de edificios de Porsche en Zuffenhausen. Las dimensiones son de tal magnitud que sus planificadores han tenido que hacer equilibrios con la estática. Mientras el edificio de cuatro plantas se levanta en un tiempo récord, la producción del 911, el Boxster y el Cayman, así como de los motores de Porsche sigue adelante sin pausas ni dilaciones. En esta nave actualmente se están instalando los equipos de montaje del Porsche-E. Y el año que viene se fabricarán los primeros Taycan de serie.

[+]

Taller de pintura
Longitud: 216 metros
Altura: 28 metros
Material: 6.900 toneladas de acero

Actualmente se están llevando a cabo los últimos trabajos en el interior del edificio (como suelo y techo) del taller de pintura expresamente erigido para el Taycan, mientras también la técnica ya se integra aquí y se montan las instalaciones de pintura. Una de las particularidades del edificio: la estructura de acero es autoportante.

Creatividad contra la falta de espacio

«Aquí en Zuffenhausen late el corazón de Porsche», asegura Reiner Luth, jefe de planificación del proyecto de construcción de la fábrica. La producción en serie sigue su curso sin interrupciones ni dilaciones mientras a su lado van erigiéndose los nuevos edificios. Luth recurre a un símil de la medicina para describir los preparativos destinados a hacer posible que en el futuro también el Taycan salga de las líneas de producción de Zuffenhausen: «Operamos a corazón abierto». Huelga mencionar la gran cantidad de retos que conlleva una «intervención» de este calibre.

Solo el plazo de ejecución ya es más que ambicioso. Porsche tomó la decisión de fabricar el Taycan en su sede principal a finales de 2015. Desde entonces, el reloj no se ha detenido ni un solo segundo. El comienzo de la producción en serie está previsto para 2019. Pero no es el único reto al que se han enfrentado. «El espacio del que disponemos es muy limitado», explica Jürgen King, jefe de la gestión central de la obra. Es el encargado de coordinar la construcción para Porsche. «Para poder realizar nuestro trabajo 5.000 trabajadores tuvieron que trasladarse en solo medio año».

La sede principal de Porsche está acotada por todas partes. Limita directamente con una zona residencial, terrenos de otras empresas, vías de tren y carreteras. Los nuevos talleres de pintura y carrocerías del Taycan están separados de la línea de montaje por una carretera de cuatro carriles. Esta falta de espacio ha obligado a Porsche a buscar soluciones creativas. Porsche ya construyó en vertical en el curso de otras ampliaciones pasadas, y ahora ha repetido estrategia. Las nuevas naves de montaje y logística, así como el taller de carrocerías donde se construirá el nuevo Porsche-E se repartirán en cuatro niveles. El futuro modelo deportivo se fabricará en sentido descendente, completándose en la planta baja, donde los vehículos terminados abandonarán la fábrica rodando a nivel del suelo. Los sistemas técnicos que controlan todo el proceso de producción están en el sótano. Una obra maestra de logística prácticamente sin precedentes en el sector automovilístico.

Luth se refiere a la ampliación de la fábrica como un «reto mayúsculo». Y King añade que «teniendo en cuenta las condiciones de partida, no solo es la mayor obra de la historia de Porsche, sino también la más rápida». La decisión a favor de Zuffenhausen nunca se ha puesto en duda. Gracias a este megaproyecto también la sede estará mejor preparada para afrontar el futuro. Su implementación supone una nítida declaración de intenciones respecto a la ubicación y la plantilla, y garantiza a los futuros propietarios del Taycan la calidad «made in Germany».

[+]

Taller de carrocerías
Volumen: 320.000 metros cúbicos
Superficie construida: 65.000 metros cuadrados
Altura: 30 metros
Material: 20.000 toneladas de acero, 35.000 metros cúbicos de hormigón

El nuevo taller de carrocerías es el segundo mayor complejo de edificios después de la nave de montaje y logística del Taycan. Las obras de construcción comenzaron ya en el cuarto trimestre de 2015. Hoy ya se producen allí las primeras carrocerías para vehículos de la preserie, y en el futuro aparte de las del 911 también se fabricarán las del Taycan.

Automóviles sostenibles fabricados de forma sostenible

Los motores eléctricos y los ejes del primer Porsche-E también se fabricarán aquí. «Estamos especialmente orgullosos de ello», confiesa Luth. Como también lo están del objetivo de construir una fábrica con cero emisiones netas de CO₂. La «guinda del pastel de todos los retos», asegura King. Está previsto instalar 42.000 metros cuadrados de tejados ajardinados y plantar numerosos árboles delante de la nueva nave. Al mismo tiempo, desaparecerán otros edificios más antiguos, ineficientes y menos respetuosos con el medio ambiente. La idea es que, de ahora en adelante, todo aquel que visite las instalaciones o pase por delante en coche perciba claramente que Porsche se toma muy en serio la sostenibilidad y la protección del medio ambiente. «Cuando terminemos la ampliación de la planta de producción del Taycan, Porsche empezará a fabricar automóviles sin emisiones en una fábrica con cero emisiones netas de CO₂. Un resultado redondo», resume King.

Texto Sebastian Missel, Frieder Pfeiffer
Fotografía Markus Bolsinger,  Marco Prosch

Consumo de combustible y emisiones

718 Modelos (WLTP)*
11,0 – 8,5
l/100 km
251,0 – 193,0
g/km
718 Modelos (NEDC)*
10,9 – 7,9
l/100 km
249 – 180
g/km
911 Carrera (WLTP)*
10,6 – 9,9
l/100 km
241,0 – 226,0
g/km
911 Carrera (NEDC)*
9,0
l/100 km
206
g/km
911 Carrera 4 (WLTP)*
10,8 – 10,0
l/100 km
245,0 – 229,0
g/km
911 Carrera 4 (NEDC)*
9,2
l/100 km
210
g/km
911 Carrera 4 Cabriolet (WLTP)*
10,9 – 10,2
l/100 km
249,0 – 233,0
g/km
911 Carrera 4 Cabriolet (NEDC)*
9,2
l/100 km
211
g/km
911 Carrera 4S (WLTP)*
11,0 – 10,4
l/100 km
250,0 – 237,0
g/km
911 Carrera 4S (NEDC)*
9,0
l/100 km
206
g/km
911 Carrera 4S Cabriolet (WLTP)*
11,3 – 10,6
l/100 km
258,0 – 242,0
g/km
911 Carrera 4S Cabriolet (NEDC)*
9,0
l/100 km
207
g/km
911 Carrera Cabriolet (WLTP)*
10,8 – 10,1
l/100 km
245,0 – 231,0
g/km
911 Carrera Cabriolet (NEDC)*
9,2
l/100 km
210
g/km
911 Carrera S (WLTP)*
10,4 – 9,9
l/100 km
237,0 – 225,0
g/km
911 Carrera S (NEDC)*
8,9
l/100 km
205
g/km
911 Carrera S Cabriolet (WLTP)*
10,7 – 10,1
l/100 km
244,0 – 229,0
g/km
911 Carrera S Cabriolet (NEDC)*
9,1
l/100 km
208
g/km
911 GT2 RS (NEDC)*
11,8
l/100 km
269
g/km
911 GT3 (NEDC)*
12,9 – 12,7
l/100 km
290 – 288
g/km
911 GT3 RS (WLTP)*
13,6
l/100 km
308,0
g/km
911 GT3 RS (NEDC)*
13,2
l/100 km
303
g/km
911 Speedster (WLTP)*
13,7
l/100 km
310,0
g/km
911 Speedster (NEDC)*
13,8
l/100 km
317
g/km
911 Turbo (NEDC)*
9,1
l/100 km
212
g/km
911 Turbo Cabriolet (NEDC)*
9,3
l/100 km
216
g/km
911 Turbo S Cabriolet (NEDC)*
9,3
l/100 km
216
g/km