Menú
Modelos
Menú
Porsche - Luftgekühlt

Luftgekühlt

[+]

«Para mí, Porsche es como una gran familia repartida por todo el mundo».

Ya ha ganado dos veces en Le Mans. Pero son varios los podios que avalan su trayectoria: se llama Patrick Long y actualmente es el único piloto oficial de Porsche en Estados Unidos. En su vida privada, Long da rienda suelta a su pasión no a bordo de un 911 GT3 R refrigerado por agua como en las carreras, sino en un 911 E histórico de 1973. El gran momento del año para él es la «Luftgekühlt», un encuentro de Porsche clásicos en Los Ángeles que ha impulsado él mismo. La cuarta edición se celebra a principios de mayo.

Amarillo limón, azul índigo, rojo bahía, verde speedway… Los llamativos tonos de los vehículos dejan rápidamente claro que no se trata de una reunión cualquiera de Porsche. Su organizador es tan popular como la paleta de colores de los automóviles. Y es que detrás de la «Luftgekühlt», que tal como indica el nombre en alemán es un encuentro de modelos históricos con refrigeración por aire, está el piloto oficial de Porsche Patrick Long. Frente a nosotros tenemos, por ejemplo, un Porsche 914/6 GT Lufthansa, aquel ligero coche de carreras que entre 1970 y 1972 pulverizó récords en los tiempos por vuelta en el Nürburgring y Hockenheim. No muy lejos reluce el primer Porsche, un Gmünd Coupé del año 1949, un modelo del que solo se construyeron 52 unidades antes de que la producción se trasladara de Austria a Stuttgart. Justo al lado vemos el 904 GTS de la colección del actor y humorista Jerry Seinfeld, que, por cierto, está charlando tranquilamente con un visitante junto a su coche. Otra de las insólitas joyas que nos encontramos es un automóvil ítalo-germánico: el 356 B Carrera GTL Abarth de 1960, un modelo con el que Porsche ganó tres campeonatos de GT consecutivos. Hoy se conservan muy pocas de las 20 unidades que se fabricaron.

A la cita en la costa oeste también ha acudido el actor y piloto de carreras Patrick Dempsey y el conocido coleccionista Magnus Walker, que ahora mismo pasa por delante de nosotros con sus rastas. Pero, por un momento, la mirada de casi todos los presentes se dirige hacia un 911 Carrera 3.2 del 84 de color blanco Grand Prix que un empleado de RM Sotheby’s está subastando por una buena causa con el patrocinio de la «Luftgekühlt». El precio sube de 10.000 en 10.000 dólares hasta que, finalmente, se le adjudica a un nuevo propietario por 275.000 dólares americanos. El dinero recaudado se donará a «Autumn Leaves Project», una iniciativa del músico Butch Walker que promueve la investigación del cáncer de páncreas. El 911 ha sido donado por patrocinadores del evento.

Patrick Long observa el Carrera blanco con admiración: «En principio, este coche podría participar tal cual en un rally, ya que tiene todo lo que necesita un Porsche». Long tiene 35 años y va vestido con bermudas, gorra y chanclas. Aquí en Vernon, en el encuentro cerca del centro de Los Ángeles, Long es toda una estrella a pesar de su atuendo desenfadado. No en vano, actualmente es el único piloto oficial de Porsche en Estados Unidos y ha ganado dos veces en Le Mans. La primera, en 2004, al volante de un Porsche 911 (996) GT3 RSR con Jörg Bergmeister y Sascha Maassen de copilotos; y la segunda, en 2007, con un Porsche 911 (997) GT3 RSR y acompañado por Raymond Narac y Richard Lietz.

Long adora correr. Pero de lo que está perdidamente enamorado es de los deportivos clásicos de Porsche. Un día, charlando con un amigo comentaron de pasada que les gustaría organizar una quedada con otros entusiastas de Porsche. Algo pequeñito, una excusa para reunirse. Sin embargo, al final la cosa salió bastante más grande de lo esperado y Long ha organizado ya tres ediciones de la «Luftgekühlt». A la última de ellas acudieron 450 deportivos clásicos. La cuarta cita se celebrará durante el primer fin de semana de mayo de 2017. Lo que empezó como una fantasía de dos amigos se ha terminado convirtiendo en toda una institución… con Long a la cabeza, como al volante de su Porsche de carreras.

Long es un apasionado de los deportes a motor desde niño. A los seis años conducía un kart construido por su padre, y contaba ocho cuando participó en su primera carrera. Con 18 años, tras haber realizado un curso para jóvenes promesas del automovilismo en Le Mans, Porsche Motorsport se fijó en él. Long ganó el control y a continuación fue promocionado como júnior de Porsche. En 2003 se subió por primera vez oficialmente a un Porsche para disputar junto con Mike Rockenfeller la Copa Porsche Carrera a bordo de un 911 (996). Tras su victoria en el Norisring de Núremberg, Porsche incorporó al júnior en el equipo oficial de pilotos.

[+]

Carreras: en 2015, Long brilló en el 911 RSR de Dempsey Proton Racing junto con Patrick Dempsey y Marco Seefried.

A caballo entre la historia y el presente

Antes de celebrarse la cuarta «Luftgekühlt», el piloto ya ha participado con su 911 GT3 R en las primeras carreras de la Pirelli World Challenge de este año. Durante la temporada, Long no dispone de mucho tiempo libre para dedicarse a su pasión privada: conducir Porsche clásicos. No obstante, intenta sacar del garaje todo lo que puede su 911 E de 1973 de color marfil. Junto al famoso modelo de inyección mecánica (tubo de aspiración), se encuentra aparcado un segundo automóvil clásico procedente de Zuffenhausen: un 912 verde oscuro de 1966. Este modelo de cuatro cilindros se fabricó entre los años 1965 y 1969, principalmente como modelo básico para el mercado estadounidense.

Junto a los dos automóviles clásicos, el garaje de Long aloja también un Cayenne y un Panamera S E-Hybrid. Estos modelos de cuatro puertas son los que utilizan en el día a día Long y su mujer, Lauren. La gran pasión de Long por los Porsche queda patente con una simple vuelta por la casa de la familia y sus distintas estancias. Casi una docena de cascos de carreras están expuestos en el despacho. Cada casco está adornado con un trébol, el símbolo nacional de Irlanda, la patria de los antepasados del piloto. Es su única concesión a algo así como una superstición. Por lo demás, en lo único que confía Long es en realizar mucho ejercicio y en su conocimiento de los circuitos mundiales.

Long también piensa en términos internacionales para la «Luftgekühlt»: «Si pudiera, me encantaría celebrarla también en Alemania y en Japón. Primero en Múnich o Stuttgart, y después en Tokio».

Patrick Long

[+]

Este estadounidense de 35 años comenzó su andadura conduciendo karts. Contaba 18 años cuando dio el salto al automovilismo y no tardó mucho en comenzar a trepar podios. En 2003, Porsche le contrató como piloto oficial júnior. Durante su primera temporada participó sobre todo en Copas Porsche Carrera. Desde 2004 es piloto oficial de Porsche y actualmente el único piloto en plantilla en Estados Unidos.


Texto Bastian Fuhrmann
Fotografía Theodor Barth, Linhbergh Nguyen