Más tranquilidad

Por qué Andorra es el nuevo destino del día

Desde la invención de los vehículos y de las vacaciones anuales, la humanidad se ha trasladado hasta el sur de Francia y la costa de España. El por qué es sencillo: hay pocos sitios como estos para sentir el viento , el sol y esa atracción magnética por largas y sinuosas carreteras.

Sin embargo, recientemente los turistas han empezado a programar sus GPS hacia un territorio pequeño de la Península Ibérica: el montañoso microestado de Andorra. Rodeado por España al sur y por Francia al norte, este pequeño principado alberga altísimas cumbres, intactos lagos y lujosos retiros y villas dignas de cuentos de hadas. Más de los que cabría pensar, dada su pequeña geografía.

Getting there

Cómo llegar

Puesto que Andorra no cuenta con aeropuerto internacional, lo más probable es llegar por carretera (a menos que desee alquilar un helicóptero). Los más ahorradores suelen ir en autobús desde España, y les oirá quejarse de las tortuosas rutas de montaña desde Barcelona y Lérida. Sin embargo, en un GTS esas mismas curvas pronunciadas se convierten en algo placentero. Con la multitud de experiencias de conducción casi inexploradas que su geografía montañosa tiene para ofrecer, al principio pasará por montañas cubiertas de hielo hasta llegar hasta una ondulante carretera principal, serpenteando tal y como lo hace el río Valira. Los autóctonos se refieren a ella, de forma más oficial, como el «Principado de los Valles de Andorra». El país es extremadamente montañoso.

The charming capital and beyond

La encantadora capital

Finalmente, se encontrará a la vertiginosa altura de 1.023 metros sobre el nivel del mar, en Andorra la Vella: la capital más alta de Europa. También es un importante foco comercial: la ciudad está repleta de tiendas duty-free en caso de que quiera hacerse con un nuevo bolso o con una televisión 4K. Multitud de personas participan de esto pero hay quienes buscan experiencias, más que posesiones, y preferirán escaparse a Caldea: una gigante pirámide de cristal que alberga el complejo de baños termales más grande del Sur de Europa. Las piscinas de agua de manantial abren hasta tarde, lo que lo hace ideal para relajarse tras un largo día de carretera.

Andorra la Vella tiene su encanto, pero la verdadera belleza del país se encuentra en sus carreteras.

Conquistando pendientes

Una vez aquí, se encontrará con carreteras pequeñas, con curvas y, francamente, difíciles: ideales para poner a prueba su vehículo. Diríjase hacia Sant Julià de Lòria antes de apurar una serie de curvas cerradas a través de Aixirivall y del Coll Jovell, una montaña conocida por sus rutas de senderismo. O mejor aún, elija una cima en el horizonte al azar y siga conduciendo. Ordino-Arcalis; el valle Madriu-Perafita-Claror; Coma Pedrosa. El país entero es una ladera montañosa y esta compuesto de exuberantes valles, uno tras otro. Si observa con atención verá la cantidad de paisaje salpicado con hoteles o viviendas elaboradas con enormes losas de piedra. Lo ideal para un viaje de esquí o ¿Por qué no?, de senderismo.

Simplemente delicioso

Aquellos que prefieran ganar calorías en vez de quemarlas encontrarán miles de opciones para saciar su apetito. Andorra fue una vez una sociedad agraria, y la gastronomía refleja su historia también reciente. La mayoría de sus menús incorporan ingredientes locales, que reproducen sin darse cuenta la tendencia «de la granja a la mesa»; esa que triunfa en los restaurantes más metropolitanos del mundo. Copiosos platos de trucha, ternera y caracoles (estos últimos condimentados con fresco y exquisito tomillo) se cocinan comúnmente en la leña. Es posible que suene rústico, pero la barbacoa andorrana no se trata de una comida campestre: el estilo austero deja que los ingredientes destaquen por sí solos. Combínela con un vaso de reconfortante Aqua d'Or, el brandy oficial de la vecina Cataluña.

gts_living_more-chill_cooking-open-fire-trout-fish

Tras algunos días en la carretera, no habrá conocido tanto de Andorra como desearía: cada recodo del camino revela otra carretera escondida, cada curva cerrada, una nueva diversión. Todavía queda mucho por ver, y con suerte habrá tiempo suficiente. Aunque es mejor que empiece ahora, antes de que la multitud sepa ubicar este sitio en el mapa.

Historias relacionadas

Más viajes

Conduzca el Macan GTS en un inolvidable viaje por carretera entre países.

Leer la historia

Más descanso

Los mejores viajes en familia gracias al nuevo Macan GTS.

Leer la historia

Explorar los modelos

Macan GTS

Lo que a usted le gusta, pero mucho más. Descubra el nuevo Macan GTS.

Descubrir más