MÁS SORPRESAS

El poder de la espontaneidad

La tecnología ha hecho que sea más fácil para nosotros planificar nuestras vidas con meses de antelación y hasta el más mínimo detalle. Pero entre tantas alarmas, calendarios sincronizados, recordatorios, mensajes y redes sociales, a veces es importante saber improvisar. Porque divertirse según un plan, aunque sea con la mejor de las intenciones, no se puede comparar con dejarse llevar. Más allá de las ventajas evidentes, la espontaneidad nos expone a nuevas ideas e inspiración, nos ayuda a superar el estrés asociado con la monotonía y nos permite apreciar los pequeños momentos de la vida.

Ese es el espíritu que representan el Cayenne GTS y el Cayenne GTS Coupé, ambos diseñados para ir más allá de lo conocido, pero sin sacrificar nunca el confort.

Abrace lo inesperado

Atrévase a ser espontáneo

Ser espontáneo, en esencia, significa ser libre. En el mundo actual, el verdadero lujo consiste en poder lanzarse a la carretera para explorar lo inexplorado, en tomar a propósito el desvío equivocado, dejando que la curiosidad nos guíe hacia nuevas cosas por las que apasionarnos. Y esto es precisamente lo que ofrecen los modelos GTS. Con un diseño más deportivo, todavía más cerca de la carretera y apto para todo tipo de terrenos gracias a sus ruedas de mayor tamaño. Todo esto supone que nunca tendrá que abandonar su zona de confort, incluso cuando deje que su instinto sea el que marque la ruta, multiplicando así los beneficios.

La espontaneidad y el cerebro
La espontaneidad y el cerebro

La espontaneidad y el cerebro

Conducir, le permite disfrutar del mero hecho de sentir el ruido del motor o el cambio de las marchas, libera la mente, brindando al subconsciente la oportunidad de hacer aquello que mejor se le da: resolver esos problemas que no podíamos resolver antes.

Algo que empieza como una escapada espontánea, en solitario o en familia, en la que la única regla del juego es divertirse, puede convertirse en un ejercicio de resolución de problemas de forma inconsciente. Y es que el entusiasmo del momento al conducir hacia la costa le lleva a nuevas formas de pensar, a nuevas conductas o a nuevas maneras de solucionar problemas. Pensemos en el cerebro como si fuera un músculo: como cualquier otro, puede verse afectado también por la rutina. Para crecer y desarrollarse, el cerebro necesita nuevas experiencias que surgen de aquello que no se planea.

Contemplar cosas nuevas

Contemplar cosas nuevas

Liberarse de la rutina no es fácil, la vida busca la forma de impedirlo. Sin embargo, no se trata de desaparecer durante horas o días; cuando se trata de espontaneidad, puede ser cuestión de minutos. Basta con un corto trayecto por una carretera junto al mar, subir una montaña o conducir a través del campo para ver la vida un poco más de color rosa. Salir y experimentar nuevas culturas, comunidades y modos de vida nos permite priorizar, entender el mundo y aumentar nuestras ganas de seguir viajando. De modo que, cuando decimos que «viajar abre la mente», lo decimos completamente en serio.

Como dijo el filósofo suizo Henri Frederic Amiel, «el análisis mata la espontaneidad». La espontaneidad puede aportar más respuestas que quedarse en la oficina, en el sofá o en frente del ordenador. Es hora de ser espontáneo y dejar que la curiosidad le guíe. Ante un problema, invoque el poder de la espontaneidad, arranque el motor, sienta el emblemático rugido Porsche GTS y, con un simple cambio de marchas, embárquese en un descubrimiento hacia algo inexplorado. ¿Quién sabe a dónde le llevará la carretera?

Historias relacionadas

Más estilo

Descubre las inconfundibles características de diseño de los modelos GTS.

Leer la historia

Más viajes

Conduzca el Macan GTS en un inolvidable viaje por carretera entre países.

Leer la historia

Explorar los modelos

Cayenne GTS

Lo que le gusta, pero mucho más. Descubra el nuevo Cayenne GTS.

Descubrir más

Explorar los modelos

Cayenne GTS Coupé

Lo que le gusta, pero mucho más. Descubra el nuevo Cayenne GTS Coupé.

Descubrir más