Más evolucionado

De icono a icónico: la historia del 718

Por naturaleza, los números asignados en orden cronológico no suelen ser demasiado atractivos. Aunque la designación 718 puede ser icónica en la actualidad, empezó con poco más de tres dígitos garabateados en un sistema de archivos de un taller cualquiera de Stuttgart.

El comienzo

Cada nuevo diseño elaborado por Dr. Ing. h.c. F. Porsche GmbH recibía un código; en 1948, el número 356 fue el primer automóvil fabricado bajo el nombre oficial de la marca Porsche. El número 550 –el legendario Spyder– se presentó en 1953. Y, cuatro años más tarde, llegó el 718: sin estar nombrado por un genio del marketing ni por un grupo de expertos, sino por una simple designación consecutiva. Desde algo que puede considerarse poco romántico, el nombre de este pequeño vehículo pronto acapararía el protagonismo en la pista de carreras y, poco más tarde, en el resto de carreteras.

gts_design_more-evolved_nuerburgring-1957-718-RSK

El trabajo con el 718 RSK empezó en el invierno de 1956 y estuvo listo para la temporada de carreras de 1957. Se desarrolló a partir del 550A Spyder, y presentaba un chasis tubular de construcción ligera, frenos más potentes y una suspensión delantera mejorada.

Con tan solo 530 kg de peso, el 718 tenía (y todavía tiene) una distribución de motor central, lo que le aporta el equilibrio perfecto de un extremo a otro y una predilección por las curvas cerradas.

Competición accidentada

Sin embargo, el debut en público del 718 se produjo en la competición de las 24 Horas de Le Mans en 1957, y fue de todo menos esperanzador, ya que un accidente en la vuelta 129 lo dejó fuera de la carrera. Tras ulteriores mejoras, 1958 marcó el punto inicial de la época en que el 718 dominó los circuitos de carreras. Su primera gran victoria se produjo en marzo de 1958 en las 12 Horas de Sebring, cuando un tercer puesto en el podio dio a Porsche una holgada victoria en la categoría de 2.0 litros. A continuación, en 1959, vino la victoria general en la Targa Florio, con un 718 RSK que consiguió un cuadruplete para Porsche.

Effectively efficient

Efectivamente eficiente

En 1960, un nuevo 718 –apodado RS 60– hizo su aparición en escena con una carrocería reformada y motores que sacaban lo mejor de un árbol de levas más fuerte. Esta versión revisada también consiguió victorias en las 12 Horas de Sebring, en la Targa Florio y en muchas otras competiciones. En conjunto, el 718 RSK y el RS 60 ganaron más de 1.000 carreras, acumulando victorias a nivel general pero sobre todo en las categorías de cilindrada pequeña. Dominando el automovilismo de finales de los años 50 y principios de los 60, el 718 demostró ser un vehículo fundamental para Porsche. Destacaba el poder de la eficiencia y la precisión, demostrando que sus coches de carreras con motor plano estaban a la altura de los mecanismos más potentes de la competencia.

Una (breve) pausa

Conocido como el vencedor de los gigantes en el circuito, es posible que el 718 fuese subestimado una vez pasado su apogeo. Atrapado entre los legendarios 550 y 911, el legado del 718 se redujo –durante un tiempo– a los círculos de aficionados de Porsche y a los devotos del automovilismo vintage. Sin embargo, no es posible silenciar a los campeones durante mucho tiempo y en 2016 Porsche volvió a traer a la vida la histórica denominación 718 para una nueva generación de entusiastas.

Un clásico moderno

El 718 Boxster GTS 4.0 y el 718 Cayman GTS 4.0 se inspiran en su predecesor de mediados de siglo como vehículo deportivo de dos puertas altamente eficiente. Son compactos y ágiles, con las curvas aerodinámicas propias de una línea de modelos que lleva fabricándose durante más de 60 años.

Si bien el 718 empezó de forma humilde, ciertamente se superó con creces. Los sentidos de eficiencia, compatibilidad, prestaciones y utilidad se ajustan a la perfección en el contexto del siglo XXI, tal y como lo hacía ya en los años 50 y 60. Canalizando el espíritu del automovilismo de mediados de siglo con aún más gracia y potencia, los nuevos 718 Boxster GTS 4.0 y 718 Cayman GTS 4.0 están listos para seguir siendo ese gran icono.

Mayor potencia

De ser una leyenda en le mundo del automovilismo a un vehículo de carretera de alto rendimiento: la evolución del 718 GTS.

Leer la historia

Más curvas

Descubra las impresionantes vistas y diviertase con las curvas de la E65 de Croacia.

Leer la historia

Explorar los modelos

718 Boxster GTS 4.0

Mejore su experiencia de conducción. Aún más. Descubra el nuevo 718 Boxster GTS 4.0.

Descubrir más

Explorar los modelos

718 Cayman GTS 4.0

Mejore su experiencia de conducción. Aún más. Descubra el nuevo 718 Cayman GTS 4.0.

Descubrir más