HOME

Navegación principal
Modelos
911
Panamera

Prestaciones

Cayenne S Hybrid

Prestaciones

Consumo de combustible* CayenneModelle: Urbano en 100 Km. 15.9 l-8.4 l; Carretera en 100 Km. 8.5 l-6.5 l; Combinado en l/100 km 11.5 l-7.2 l; Emisiones CO2 en g/km 270 g-189 g.

La propulsión del Cayenne S Hybrid.

Las posibilidades de uso de las propulsiones híbridas son múltiples. Ya sea en la carretera, en el campo o sobre el circuito, para nosotros se trata siempre de un uso inteligente, óptimo y específico. De esta manera materializamos la tecnología híbrida de Porsche en los más variados conceptos de vehículo.

La demostración: el 918 Spyder. Un prototipo experimental del superdeportivo del futuro. Los motores eléctricos de su híbrido plug-in proporcionan, en combinación con el motor de alto régimen, unas prestaciones enormes y un consumo muy reducido.

Otro ejemplo de un coche de competición procedente del deporte del motor: el 911 GT3 R Hybrid. Gracias al tren delantero híbrido y al acumulador de volante de inercia, es la interpretación más moderna y vanguardista de un coche de competición de pura raza.

En el Cayenne S Hybrid las exigencias de nuestros clientes, deportividad con un alto grado de eficiencia y de aptitud para la vida diaria, estaban en primer término. El resultado: el híbrido Parallel-Full.

El motor de combustión interna del Cayenne S Hybrid es un motor de compresor V6 de 3,0 litros. El efecto de sobrealimentación del compresor proporciona un elevado par motor desde los regímenes más bajos de revoluciones. Su potencia: 245 kW (333 CV). El elevado par motor de 440 Nm se encuentra a regímenes entre las 3.000 y las 5.250 rpm y combina un estilo de conducción poco revolucionado y económico con unas simultáneas y soberbias reservas de potencia.

El motor eléctrico suministra a 288 voltios una potencia máxima de 34 kW (47 CV). Las ventajas del motor síncrono concebido como motor de rotor interior: unas dimensiones extremadamente compactas y un alto grado de eficacia. Además, hace las veces de motor de arranque y de alternador.

La potencia total de ambos propulsores es de 279 kW (380 CV). Par motor máximo: 580 Nm. En cuanto a la aceleración: para pasar de 0 a 100 km/h sólo precisa 6,5 segundos. Datos de aceleración que en realidad se corresponderían más bien con un octocilíndrico. Y ello con un consumo combinado de 8,2 litros según el ciclo UE.*

En el híbrido Parallel-Full el motor eléctrico está integrado directamente en la cadena cinemática. El módulo híbrido está alojado entre el motor de combustión interna y la caja de cambios. El motor de combustión interna se acopla o desacopla de la cadena cinemática por medio de un embrague separador especialmente desarrollado al efecto.

La gestión electrónica del motor recibe toda la información sobre circulación y energía, y gestiona óptimamente ambas propulsiones con arreglo a la situación de circulación. Desacopla o acopla el motor de combustión interna. Gracias a la rápida mecánica del embrague separador y al motor de combustión interna de arranque igualmente rápido, el conductor no se entera prácticamente de nada. Con una aceleración moderada, el motor eléctrico puede desplazar el coche por sí mismo circulando de forma estrictamente eléctrica. Por ejemplo, para atravesar una zona residencial circulando de forma silenciosa. No obstante, también puede proporcionar un impulso adicional secundario. Para una aceleración más deportiva.

El concepto de híbrido Parallel-Full pone de manifiesto sus ventajas también a altas velocidades. En los tramos sin potencia motriz el motor de combustión interna se desacopla automáticamente de la cadena cinemática y se apaga: el Cayenne S Hybrid entra entonces en modalidad de navegación a vela. Desaparece el par de arrastre del motor con su intenso efecto de freno, con lo que se incrementa la eficiencia a velocidades de hasta 156 km/h.

Tecla de potencia eléctrica

La tecla de potencia eléctrica amplía el margen en el que se puede circular de modo estrictamente eléctrico, para iniciar la marcha en una zona residencial, por ejemplo. Para ello se adapta la curva característica del pedal acelerador, de modo que el motor de combustión interna, dependiendo de la solicitación de potencia, se acopla más tardíamente que en modalidad normal. Su activación tiene lugar mediante una tecla alojada en la consola central.

La batería

La batería de níquel-metalhidruro de alto voltaje (NiMH) del sistema está integrada por 240 celdas. Suministra corriente al motor eléctrico y posibilita la circulación estrictamente eléctrica en distancias cortas.La batería tiene unas dimensiones compactas y está alojada debajo del piso de carga del maletero. Sus dimensiones: 426 x 925 x 286 mm. Su peso: aprox. 80 kg.

La batería está exenta de mantenimiento durante toda su vida útil. Puesto que el motor eléctrico opera también de alternador, en ciertos márgenes de carga parcial del motor de combustión interna y en las fases de recuperación de la energía de frenado genera corriente para la batería. Un sistema especial de gestión de la batería con sistema de refrigeración mantiene su temperatura constante y protege la batería del sobrecalentamiento. Además se vigilan los procesos de carga y descarga. El resultado: se preserva la batería y se conserva plenamente la aptitud para la vida diaria. Además, el contenido energético es elevado: 1,7 kWh.

Los sistemas que normalmente dependen de la potencia motriz del motor de combustión interna, es decir, el sistema automático de climatización, la dirección asistida y el servofreno, funcionan de forma estrictamente eléctrica en el Cayenne S Hybrid. De este modo su funcionamiento es independiente de la potencia del motor de combustión interna y, en consecuencia, se encuentran también disponibles al circular en modalidad estrictamente eléctrica o en la navegación a vela con el motor de combustión interna apagado.

Los sistemas que normalmente dependen de la potencia motriz del motor de combustión interna, es decir, el sistema automático de climatización, la dirección asistida y el servofreno, funcionan de forma estrictamente eléctrica en el Cayenne S Hybrid. De este modo su funcionamiento es independiente de la potencia del motor de combustión interna y, en consecuencia, se encuentran también disponibles al circular en modalidad estrictamente eléctrica o en la navegación a vela con el motor de combustión interna apagado. navegación a vela con el motor de combustión interna apagado.

En resumidas cuentas, sobre la base de un hexacilíndrico, el Cayenne S Hybrid presenta los valores de aceleración de un octocilíndrico, con un consumo mucho menor. ¿Le sigue pareciendo asombroso que hayamos emprendidos caminos propios en materia de hibridación?