HOME

Navegación principal
Modelos
911
Panamera

El diseño interior

Cayenne S Diesel
Porsche Cayenne S Diesel - El diseño interior

El diseño interior

Nada más abrir la puerta del nuevo Cayenne S Diesel se reconoce inmediatamente: claramente Porsche, claramente automovilismo de competición.

También la consola central ascendente hacia delante secunda una apremiante dinámica, porque está completamente orientada hacia lo esencial: usted. La posición de asiento y un volante deportivo integran óptimamente al conductor en el vehículo, para una mayor sensación de automovilismo deportivo.

Una imagen habitual en cualquier Porsche: los cinco instrumentos redondos destacan visualmente del salpicadero en forma de cuadro de instrumentos. La pantalla a color TFT de 4,8 pulgadas y alta resolución muestra la información del ordenador de a bordo o representa el mapa del sistema de navegación en combinación con el PCM con módulo de navegación incluido. La pantalla a color TFT permite visualizar, además, los valores del control de velocidad con regulador de distancia opcional o indica advertencias como, por ejemplo, las relacionadas con el sistema de control de presión de neumáticos (RDK).

El confort en los lugares adecuados incrementa el bienestar. Y la eficiencia. Así, los elementos de mando han sido configurados completamente a medida del conductor, al objeto de alcanzar un alto grado de confort y ergonomía. Los elementos de mando de uso más frecuente han sido agrupados de forma lógica en paneles alojados en la consola central, lo que permite acceder rápidamente a las funciones concretas.

La banqueta de los asientos traseros es desplazable manualmente y abatible por secciones 40:20:40. Además, se puede ajustar la inclinación del respaldo. Para disponer de más espacio en la segunda fila de asientos o de capacidad de carga adicional, que llega a los 1.780 litros. Los materiales del interior son de lujo. Las posibilidades de combinación, de lo más diversas. La gama de colores y de texturas superficiales va desde la elegancia hasta lo deportivo. Por ejemplo, con maderas de gran elegancia, pasando por el aluminio o incluso el carbono, procedente directamente del automovilismo de competición. Completamente a su gusto.