HOME

Navegación principal
Modelos
911
Panamera

Medidas para el incremento de la eficiencia

Boxster
Porsche - Medidas para el incremento de la eficiencia
Figura: Boxster

Medidas para el incremento de la eficiencia

Gestión térmica

Al objeto de disminuir las pérdidas por fricción que sobrevienen durante la fase de calentamiento, los modelos Boxster disponen de un nuevo sistema de gestión térmica.

Mediante el control específico y con la conexión escalonada y según demanda de los diferentes circuitos de refrigeración, el motor y la caja de cambios se calientan más rápidamente. Se reduce así la fricción y, por tanto, el consumo de combustible y las emisiones de CO2. Además, en estilo de conducción deportivo el sistema de gestión térmica provoca un descenso del nivel de temperatura, al objeto de posibilitar unas prestaciones superiores.

La refrigeración líquida tiene siguiendo el principio de circulación transversal, muy probado en competición deportiva. La ventaja: cada cilindro recibe líquido refrigerante de modo uniforme. Todas las válvulas están protegidas contra la sobrecarga térmica y, por tanto, contra el desgaste prematuro. Para una mejor combustión y unos valores de gases de escape, consumo y ruidos comparativamente bajos.

Función automática de arranque y parada

La función automática de arranque y parada, de serie en los modelos Boxster, apaga automáticamente el motor si, por ejemplo, ha de esperar ante un semáforo, saca la velocidad puesta y suelta el pedal de embrague. En vehículos con el cambio Porsche Doppelkupplung (PDK) basta con pisar el freno en una situación de espera.

Los sistemas de audio y comunicación siguen funcionando a pesar del apagado del motor. Si pisa el embrague o suelta el freno, el sistema vuelve a arrancar el motor inmediatamente. Esto permite en general un menor consumo de combustible, principalmente en el tráfico urbano y en circulación con retenciones en autopista.

La función automática de arranque y parada se puede desactivar y volver a activar por medio de una tecla alojada en la consola central. En determinadas situaciones el vehículo desactiva la función automática de arranque y parada, como en caso de temperaturas exteriores extremas, si la tecla SPORT está activada o cuando el nivel de carga de la batería es bajo, por ejemplo.

Sistema de recuperación de la red de a bordo

Para aumentar la eficiencia, los modelos Boxster equipan la función de recuperación de la red de a bordo. Con esta función la batería se recarga por medio del alternador, sobre todo durante las fases de frenado. Por el contrario, al acelerar se dispone de la plena potencia del motor de combustión interna, puesto que en esta horquilla de tiempo los sistemas eléctricos son alimentados en su mayor parte por la energía eléctrica almacenada en la batería con anterioridad.

Consumo de combustible* Boxster: Urbano en 100 Km. 12,7 l-10,9 l; Carretera en 100 Km. 7,1 l-6,2 l; Combinado en l/100 km 9,0 l-7,9 l; Emisiones CO2 en g/km 211 g-183 g.