HOME

Navegación principal
Modelos
911
Panamera

La idea 911 Turbo S

Porsche 911 Turbo S - La idea

La idea

Consumo de combustible* de los modelos 911: Urbano en l/100 Km. 18,9 l-11,3; Carretera en l/100 Km. 8,9 l-6,6; Combinado en l/100 km 12,4 l-8,2; Emisiones CO2 en g/km 289 g-191.

En sólo 3,1 segundos acelera de 0 a 100 km/h. No obstante, el 911 Turbo S también representa un alto nivel de serenidad. En un primer momento, esto parece ser una paradoja. Pero convence la facilidad lúdica con la cual el modelo S alcanza las máximas prestaciones.

El motor biturbo de 6 cilindros y 3,8 litros del 911 Turbo S alcanza 412 kW (560 CV) entre 6.500 rpm y 6.750 rpm, 29 kW (40 CV) más que en el 911 Turbo.

El par motor máximo es de 750 Nm con «Overboost», una función del paquete Sport Chrono de serie con apoyos dinámicos del motor. La transmisión de la fuerza tiene lugar a través del cambio Porsche Doppelkupplung (PDK) de 7 velocidades a la tracción total activa Porsche Traction Management (PTM). Además, deberíamos citar la velocidad máxima: 318 km/h. Unos valores de potencia que impresionan aún más porque se combinan con unos valores de consumo no menos destacables.

El 911 Turbo S presenta un consumo medio en el NCCE de tan solo 9,7 l por 100 km. El responsable de este valor de referencia es, entre otros, el sistema Porsche Active Aerodynamics (PAA): la adaptación flexible del spoiler frontal y del alerón trasero mejora las prestaciones y reduce el consumo.

También el 911 Turbo S dispone de serie de las ruedas traseras direccionables. Combina los distintos requisitos hacia un deportivo de alto rendimiento apto para el uso diario: con una gran agilidad y una alta estabilidad de rodadura. De nuevo una aparente paradoja de Porsche.

El sistema de regulación de chasis Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC) para la estabilización lateral está instalado de serie. Junto con el Porsche Active Suspension Management (PASM), un sistema para la regulación electrónica de los amortiguadores, y el Porsche Stability Management (PSM) asegura que el 911 Turbo S no solo marca pautas a nivel de la dinámica, sino también a nivel del chasis.

Además, se crea serenidad con el freno de alto rendimiento Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB). Ya ha cumplido las máximas exigencias en el circuito de competición y está instalado de serie en el 911 Turbo S.

El alto nivel de confort queda asegurado por sistemas de serie como el control de velocidad o el ParkAssistent delantero y trasero, al igual que los faros LED en combinación con el Porsche Dynamic Light System Plus (PDLS+).

La vocación por la potencia del 911 Turbo S también se manifiesta claramente en la trasera: con el anagrama «turbo S» y los embellecedores de salidas de escape cromados de color oscuro. En el lateral, se muestra a través de los retrovisores exteriores SportDesign con pie en forma de V y las llantas 911 Turbo S forjadas y pulidas de 20 pulgadas. Las fijaciones centrales se han tomado del automovilismo de competición.

En el interior se han utilizado de serie materiales exclusivos en un acabado de alta calidad. En concreto: el equipamiento de cuero bicolor en Negro-Rojo Garnet. Los embellecedores interiores en carbono. Las molduras de acceso con el anagrama «turbo S». Los asientos deportivos Plus adaptables con ajuste de 18 posiciones y paquete de memoria de conductor, así como el casco del respaldo del asiento revestido de cuero con doble costura.

La potencia crea serenidad. No es ninguna paradoja. Es de serie en el 911 Turbo S.