HOME

Navegación principal
Modelos
911
Panamera

La técnica 911 911 Carrera S Cabriolet

Porsche - La técnica 911
Figura: 911 Carrera S

La técnica 911

Consumo de combustible* de los modelos 911: Urbano en l/100 Km. 18,9 l-11,3; Carretera en l/100 Km. 8,9 l-6,6; Combinado en l/100 km 12,4 l-8,2; Emisiones CO2 en g/km 289 g-191.

Los motores: seis cilindros en disposición bóxer, naturalmente. 3,4 litros y 257 kW (350 CV) en los modelos 911 Carrera, 3,8 litros y 294 kW (400 CV) en los modelos 911 Carrera S. Con inyección directa de gasolina (Direct Fuel Injection – DFI) y VarioCam Plus en todos los modelos. Para una alta potencia y un consumo comparativamente reducido.

La transmisión tiene lugar por medio de una caja de cambios manual de 7 velocidades, concebida específicamente en su marcha más alta para un consumo muy reducido. O la opción de alta eficiencia del cambio Porsche Doppelkupplung (PDK) para cambiar de forma rápida sin interrupción de la fuerza de tracción.

En los modelos de tracción total 911 Carrera, el Porsche Traction Management (PTM) proporciona una distribución de fuerza adaptada a las más variadas condiciones meteorológicas y del firme. Es sobre todo en los márgenes límite donde el comportamiento del vehículo se mantiene armonioso, lo que no solo aumenta su seguridad sobre mojado y con nieve, sino también cuando se conduce deportivamente. Con respecto al chasis, el Porsche Torque Vectoring (PTV) o Porsche Torque Vectoring Plus (PTV Plus), incluido de serie en el 911 Carrera S y el 911 Carrera S Cabriolet, en combinación con PDK, aumenta la dinámica de circulación. En los modelos S se puede incrementar todavía más: con el sistema opcional de regulación del chasis Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC).

Los apoyos dinámicos del motor, de carácter opcional, proporcionan un comportamiento en circulación perceptiblemente más preciso, no sólo en curvas, en todos los modelos.

El 911 está construido en arquitectura ligera mixta de aluminio y acero. Empleado en amplias superficies y en los puntos adecuados, el aluminio, como material ligero, mejora el consumo y la dinámica de conducción, lo que contribuye a una muy buena relación peso-potencia de, por ejemplo, 4,8 kg/kW (3,5 kg/CV) en el 911 Carrera S.