HOME

Navegación principal
Modelos
911
Panamera

Porsche Doppelkupplung (PDK)

El Cayman S
Porsche Doppelkupplung (PDK)

Porsche Doppelkupplung (PDK)

Naturalmente también puede optar por cedernos a nosotros la estrategia de cambio y concentrarse totalmente en su estrategia para tomar las curvas.

A tal efecto puede equipar opcionalmente el cambio Porsche Doppelkupplung (PDK) de 7 velocidades, completamente readaptado y con modalidades de cambio manual y automática. Las ventajas: los cambios de marcha tienen lugar sin interrupción de la fuerza de tracción. Unos programas de cambio más afinados y unos tiempos de cambio considerablemente acortados proporcionan mejores valores de aceleración que los del cambio manual. Pero también se han optimizado las características de consumo y confort, que posibilitan con el estilo de conducción correspondiente unos procesos de cambio adelantados y, por tanto, el cambio a revoluciones confortables y económicas, o bien la activación de la modalidad de navegación a vela.

En cuanto al modo de funcionamiento del PDK, está compuesto por dos semicajas de cambio integradas en un mismo cárter común. Dos semicajas de cambio requieren dos embragues. El embrague doble une estas dos semicajas de cambio por medio de dos árboles de transmisión independientes, que se alternan a la hora de transmitir la fuerza del motor. De este modo, el flujo de fuerza del motor discurre siempre por una sola de las cajas de cambio parciales y uno solo de los embragues, mientras la siguiente marcha queda engranada en la otra semicaja de cambios. Durante el cambio de marcha se abre un embrague y se cierra el otro al mismo tiempo. Para cambios de marcha en milésimas de segundo.

En total, el cambio PDK cuenta con 7 marchas. Con desmultiplicación deportiva entre la primera y la sexta, la velocidad máxima se alcanza en la velocidad sexta. La séptima velocidad cuenta con una desmultiplicación larga y reduce el régimen de revoluciones para arrojar unos datos de consumo muy bajos y mayor confort.

Con la tecla SPORT activada, el cambio PDK pone en juego todas sus ventajas: por ejemplo, la mayor espontaneidad en la transposición de la posición del acelerador, unos cortísimos tiempos de cambio y consecutivas reducciones de marchas en rápida sucesión con doble embrague (al frenar antes de entrar en una curva, por ejemplo), acompañados siempre por un sonido del motor de lo más emocionante.

El paquete opcional Sport Chrono complementa el cambio PDK con las funciones «Launch Control» (control de salida) y «Estrategia de cambio de competición» para ofrecer unos cambios de marcha todavía más rápidos y más duros, así como las mejores prestaciones posibles mediante el incremento del par motor durante las fases de cambio a marchas largas. Las reducciones de marcha por empuje proporcionan procesos de frenado con subsiguiente fase de aceleración propios de la competición deportiva.