HOME

Navegación principal
Modelos
911
Panamera

La inyección directa de gasolina (DFI)

Boxster

La inyección directa de gasolina (DFI)

Los dos modelos Boxster cuentan de serie con inyección directa de gasolina (DFI). Los inyectores de orificios múltiples inyectan el combustible directamente en las cámaras de combustión con una precisión de milisegundos. La inyección ha sido optimizada en relación con el par motor, la potencia, el consumo y las emisiones.

En la inyección directa, la unidad de gestión del motor regula el punto de inyección de forma independiente para cada cilindro, así como la cantidad de combustible a inyectar en cada bancada de cilindros. Esto optimiza el proceso de combustión y el consumo de combustible. Dependiendo del estado de funcionamiento, se producen inyecciones múltiples de combustible para que, después del arranque en frío, el catalizador alcance la temperatura de funcionamiento más rápidamente y, en el margen de carga superior, desarrolle un par motor superior.

El sistema DFI mejora la refrigeración interna de la cámara de combustión debido a que la formación de mezcla tiene lugar directamente en el cilindro. La mayor compresión conseguida de este modo repercute en una mayor potencia con, al mismo tiempo, un mejor grado de eficiencia de los motores. La inyección es regulada por la unidad de gestión electrónica del motor. Las sondas lambda estéreo vigilan las emisiones de forma continua, lo que preserva también el medio ambiente.