HOME

Navegación principal
Modelos
911
Panamera

El motor

911 Turbo
Porsche 911 Turbo - El motor

El motor

6 cilindros. Motor trasero. En disposición bóxer. Por definición, no nos desviamos de algunos principios. Porque la construcción típica de Porsche y la posición del motor garantizan un cambio de carga muy bueno, un excelente equilibrio de las masas, un funcionamiento libre de vibraciones y un centro de gravedad bajo. Los cilindros, con una cilindrada total de 3,8 litros, están dispuestos en dos filas enfrentadas.

Ahora ya solo falta lo que convierte a un Porsche en un 911 Turbo: dos turbocompresores por gases de escape con turbinas de geometría variable. A esto se añaden el sistema de admisión por expansión y VarioCam Plus. Podríamos hablar del fuego interior de los nuevos modelos 911 Turbo. O simplemente de una base extremadamente buena para una nueva referencia. Está disponible con dos niveles de potencia:

El nuevo 911 Turbo y el nuevo 911 Turbo Cabriolet alcanzan 383 kW (520 CV) entre 6.000 rpm y 6.500 rpm y un par motor de 660 Nm entre 1.950 rpm y 5.000 1/min (brevemente hasta 710 Nm con la función «Overboost» del paquete Sport Chrono opcional).

Con la función «Overboost» del paquete Sport Chrono se puede aumentar a 750 Nm.

Quien ofrece tanto necesita ahorrar en otros aspectos. Por ejemplo, en el consumo y las emisiones de CO2. Los valores correspondientes son hasta un 16 % inferiores a los de los modelos anteriores. Las responsables son las tecnologías utilizadas para mantener reducido el peso del vehículo y aprovechar de forma óptima el combustible.

Entre ellas también se encuentran medidas para el aumento de la eficiencia, por ejemplo la gestión térmica, la recuperación de la red de a bordo, la función automática de arranque y parada y la función de «navegación a vela».

Otros puntos ejemplares: en la actualidad, los nuevos modelos 911 Turbo ya cumplen la norma sobre gases de escape Euro 6 que será obligatoria a partir de septiembre de 2015 para todos los vehículos con motor de explosión de nueva matriculación.

Ambas variantes del nuevo motor disponen de inyección directa de gasolina (DFI). La DFI inyecta el combustible directamente en la cámara de combustión con una precisión de milisegundos. El ángulo de proyección y el grado de conicidad se han optimizado en relación con el par motor, la potencia, el consumo y las emisiones. La unidad de gestión del motor regula el punto y el volumen de inyección individualmente para cada cilindro o bancada de cilindros. La mayor compresión conseguida de este modo repercute en una mayor potencia y un mejor grado de eficiencia del motor.

La lubricación por cárter seco integrada sirve para el suministro seguro de aceite y desempeña funciones adicionales de refrigeración. La bomba de aceite con regulación electrónica asegura el suministro de aceite en función de la demanda. Siempre con eficiencia. Dado que la reserva de aceite está integrada en el motor, se ha podido prescindir de un depósito de aceite externo. Así se ahorra espacio. Y, sobre todo, peso.

El motor boxer de 6 cilindros y 3,8 litros está ejecutado en arquitectura de aleación ligera. El peso reducido del motor en relación con su potencia aumenta la agilidad y reduce el consumo. Se utilizan bielas forjadas. Con el fin de aumentar la resistencia, el motor dispone de pistones de aluminio forjados y refrigerados de forma controlada a través de boquillas de inyección de aceite que se mueven en cilindros hechos de una aleación de aluminio y silicio.

Todo ello no queda sin consecuencias. Para usted. Para la sensación de conducción de un 911 Turbo. Más exactamente: para su extraordinaria fuerza de tracción y un consumo asombrosamente bajo, especialmente en comparación con motores con una cilindrada netamente mayor. Simplemente, mucho fuego. E ideas a raudales.