HOME

Navegación principal
Modelos
911
Panamera

La lubricación por cárter seco integrada

911 Turbo S
Porsche 911 Turbo S - La lubricación por cárter seco integrada

La lubricación por cárter seco integrada

Más potencia a pesar de un menor consumo. Suena contradictorio, pero es bastante sencillo. Solo se necesita tener el valor de cuestionar la norma.

Por ejemplo, con el sistema de admisión por expansión de los nuevos modelos 911 Turbo. Con el clásico sistema de admisión por resonancia, más aire significa más potencia. El efecto de compresión en el sistema de admisión se utiliza para introducir el máximo de mezcla de combustible y aire en el cilindro. El inconveniente: en el proceso de compresión se calienta el aire. Ello impide que la mezcla se inflame con un rendimiento óptimo.

El sistema de admisión por expansión invierte el principio. Por su diferente geometría en relación con el sistema de admisión convencional: el tubo distribuidor convencional es más largo y tiene un diámetro menor, los tubos de aspiración son más cortos. Esto permite aprovechar las oscilaciones del aire de forma distinta en lugar de la fase de compresión se utiliza ahora la fase de expansión ante la cámara de combustión, porque el aire se enfría al expandirse. En consecuencia, la mezcla que entra a la cámara de combustión está más fría y, por tanto, se inflama con un mejor rendimiento.

Debido a la expansión accede una menor cantidad de aire a los cilindros. Este efecto es compensado por un ligero incremento en la presión de sobrealimentación. El calentamiento del aire debido a la consiguiente mayor presión de sobrealimentación es contrarrestado por los radiadores del aire de sobrealimentación nuevamente optimizados.

Así pues, de la mayor potencia no es responsable una mayor cantidad de aire, sino un volumen de aire más frío. El resultado es un grado de eficacia del motor notablemente mejorado, con el consiguiente plus en potencia. Y un consumo menor a elevadas cargas y revoluciones.