HOME

Navegación principal
Modelos
911
Panamera

La técnica 911 911 Turbo S

Porsche 911 Turbo S - La técnica 911

La técnica 911

El corazón de los modelos 911 Turbo es el motor bóxer biturbo de 3,8 litros con turbinas de geometría variable (VTG). Está alojado en la parte trasera y ofrece más potencia que nunca. En todos los modelos, la transmisión de la fuerza tiene lugar a través del cambio Porsche Doppelkupplung (PDK) y la tracción total activa Porsche Traction Management (PTM).

Las ruedas traseras autodireccionables de serie se adaptan a las diferentes situaciones de conducción y aumentan la agilidad y la estabilidad de rodadura. Una línea clara, también en las curvas, se consigue con el Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC), instalado de serie en los modelos 911 Turbo S. El PDCC asegura que el vehículo quede asentado más estrechamente y mejor en la carretera.

El sistema Porsche Active Aerodynamics (PAA) aumenta a la vez la aptitud para el uso diario y las prestaciones. Una aparente contradicción que es resuelta por los ajustes flexibles del spoiler frontal y del alerón partido de la trasera. El resultado: mayor distancia al suelo en la parte delantera, mayor estabilidad de rodadura, menor consumo en carretera, unos tiempos impresionantes en el circuito de competición.

Potencia incrementada. Eficiencia aumentada. ¿Misión cumplida? No mientras la seguridad no esté a la altura. De asegurarlo se ocupan los sistemas de asistencia, tales como el indicador de límite de velocidad, la cámara de marcha atrás o el control de velocidad con regulador de distancia y Porsche Active Safe (PAS).

Ofrecen una excelente orientación y reducen la fatiga al conducir: los faros LED con Porsche Dynamic Light System Plus (PDLS+). De serie en los modelos 911 Turbo S, disponibles opcionalmente para el 911 Turbo y el 911 Turbo Cabriolet.

En conclusión: hitos tecnológicos que marcan el camino hacia el futuro.